Formas de mantener tu almacén productivo y eficiente

Una lista aparentemente interminable de bienes de consumo se mueve por los almacenes con regularidad. Para garantizar que estas mercancías lleguen a su destino con eficacia, los almacenes utilizan una amplia gama de prácticas. Como resultado, los productos llegan donde tienen que llegar rápidamente, manteniendo contentos a clientes y consumidores. Al dar prioridad a la productividad del almacén, los empresarios tienen en cuenta la seguridad en todo momento. Puede ser un equilibrio difícil, pero centrarse en la seguridad y la productividad es vital para el éxito de cualquier instalación. La siguiente lista desglosa las mejores formas de mantener tu almacén productivo y eficiente. Utiliza estas prácticas para que tu producción sea fluida, suficiente y coherente.

Métodos Lean de Almacén

Uno de los primeros pasos que merece la pena dar es utilizar métodos de fabricación ajustada. La idea que subyace a las prácticas ajustadas es analizar los procesos del lugar de trabajo en busca de residuos. En este contexto, «residuos» no se refiere literalmente a la basura de las instalaciones. En cambio, este término se refiere a las pérdidas de tiempo dentro de tu almacén. Si una determinada máquina o práctica dentro de las operaciones diarias no necesita estar ahí, no debe estar. La idea es bastante sencilla y beneficiosa para cualquiera que intente simplificar el flujo de trabajo.

Las instalaciones de fabricación suelen utilizar el diseño de flujo de trabajo ajustado para conseguir efectos similares. En los almacenes, el mejor lugar para implantar una mentalidad lean es el almacenamiento. Mantener tu almacén limpio y conciso es esencial para garantizar la eficacia del flujo de trabajo.

Cursos de formación concisos

Descuidar una formación exhaustiva puede suponer un duro golpe para el ritmo de cualquier almacén. Incluso los trabajos sencillos en el almacén deben ir acompañados de una formación exhaustiva. Centrarse en una mejor formación significa que, cuando los nuevos empleados se incorporen a tu plantilla, sabrán perfectamente qué hacer y cómo hacerlo bien. La formación es una forma fácil de mejorar la eficacia, aunque no todo el mundo aprovecha al máximo el proceso. Sin embargo, das prioridad a una buena formación, así como a los cursos de reciclaje.

Al ofrecer periódicamente cursos de actualización, las empresas dan a los empleados actuales la oportunidad de perfeccionar sus habilidades y asegurarse de que siguen los procedimientos correctos. Incluso después de una buena formación, retener todo lo que hay que saber sobre cualquier empresa, almacén y función del empleado es más fácil de decir que de hacer. La formación concisa y las oportunidades de actualización son formas sencillas y eficaces de minimizar los errores de los novatos en el campo.

Una formación exhaustiva es crucial para todos los empleados, pero los operarios de máquinas pesadas requieren un nivel especial de cuidado. Por ejemplo, la formación sobre carretillas elevadoras debe seguir las directrices de la OSHA en todo momento. Las carretillas elevadoras pueden parecer sencillas desde lejos, pero son peligrosas en las manos equivocadas. Si un operador de carretilla elevadora no tiene la formación o certificación adecuadas, hace que el lugar de trabajo sea más peligroso en lugar de más productivo.

Mantenimiento y manejo de máquinas

Hablando de maquinaria pesada, cuidar los equipos del lugar de trabajo es esencial para la eficacia. Para que tu equipo funcione a pleno rendimiento, asegúrate de que todos se someten a un mantenimiento rutinario, desde los sistemas de transporte hasta las carretillas elevadoras. Por ejemplo, las horquillas de las carretillas elevadoras se desgastan con el tiempo; es un proceso inevitable que ocurre después de bastante tiempo en el almacén.

Del mismo modo, las cintas transportadoras pueden desgastarse periódicamente. Éstas son sólo dos de las muchas tareas de mantenimiento en las que debe invertir cualquier almacén. Estar al tanto del mantenimiento ayuda a los lugares de trabajo a prevenir accidentes evitables y a detectar los problemas del equipo con la suficiente antelación para minimizar los daños.

Como ya hemos dicho, las horquillas de las carretillas elevadoras se desgastan con el tiempo. Sin embargo, las horquillas se desgastarán antes si el operario choca contra las paredes o recoge los materiales de forma inadecuada. La manipulación inadecuada de los equipos es un error frecuente que reduce la vida útil de la maquinaria. Además, antes de llegar al final de su vida útil, el rendimiento del equipo mal manejado no estará al máximo de su productividad. En otras palabras, si los empleados son imprudentes con el equipo, ese equipo no funcionará tan bien como debería. Manipular mal los equipos también es muy peligroso.

Si los operadores de carretillas elevadoras no respetan los límites de velocidad de las zonas de trabajo, pueden colisionar con un compañero o con el equipo cercano. Del mismo modo, si el mal funcionamiento de un colector de polvo hace que se acumule polvo en el ambiente, se crea un peligro de incendio o combustión. El peligro exacto que supone el polvo varía de un lugar de trabajo a otro y depende de los materiales y las máquinas del edificio.

Disposición del lugar de trabajo

Aunque los empleados sean excelentes y las máquinas estén en condiciones óptimas, una mala distribución del almacén ralentizará el flujo de trabajo. Lo ideal sería que todas las empresas tuvieran en cuenta estos factores en las primeras fases de la construcción de cualquier almacén. Sin embargo, analizar la distribución del edificio y buscar posibilidades de hacer más rápidos los viajes del punto A al punto B es un proyecto que merece la pena.

De hecho, la consideración de la disposición encaja perfectamente en el diseño de un almacén ajustado. El espacio innecesario en el que se desplazan los empleados para realizar las tareas entra de lleno en la categoría de «despilfarro». En algunos casos, la normativa o la logística se interpondrán en el camino más eficiente. Aun así, si puedes acortar con seguridad el camino que recorre una carretilla elevadora desde la recogida hasta la entrega, la eficacia de la tarea mejorará con éxito.

Opiniones de clientes y empleados

El análisis de las prácticas de almacén es esencial para mejorar la eficacia, pero los grandes comentarios suelen proceder de otras fuentes. Por ejemplo, mantener un lugar de trabajo en el que los empleados se sientan cómodos planteando preguntas y preocupaciones crea un ambiente acogedor. Además, las opiniones de los empleados pueden mejorar directamente determinados procesos del almacén. De hecho, no esperes a recibir comentarios. En su lugar, pide directamente a los empleados, ya sea en una reunión o por correo electrónico, que compartan cualquier opinión sobre tu almacén. Para incentivar aún más a los empleados, ofrece una forma de plantear preguntas e inquietudes de forma anónima. Incluso en entornos de trabajo acogedores, algunos empleados pueden preferir un enfoque anónimo. Los empleados trabajan directamente con tus máquinas, por lo que sus comentarios pueden ser increíblemente significativos.

Además, pide opiniones a los clientes. ¿Están contentos con tus servicios? ¿Tienen sugerencias de mejora? Tomarse en serio este tipo de comentarios puede mejorar tu negocio y tu relación con el cliente. No todas las sugerencias serán acertadas, pero estar abierto a nuevas ideas y hacer cambios cuando sea necesario es un principio que todo almacén reputado debe seguir.

Ahora que conoces las mejores formas de mantener tu almacén productivo y eficiente, puedes pasar a la acción inmediatamente. Como puedes ver, aumentar la productividad es más fácil de lo que algunos empresarios esperan. Incluso algo tan sencillo como las prácticas empresariales ajustadas dan sus frutos a largo plazo. Fabricamos equipos y sistemas de manipulación a granel para satisfacer las necesidades y especificaciones específicas del lugar de trabajo, así que asegúrate de tener en cuenta todos los factores que afectan a tu eficiencia. Adoptar una mentalidad productiva es, sin duda, mejor hacerlo cuanto antes. Dicho esto, nunca es demasiado tarde para evaluar y mejorar tu almacén.

Maneras de mantener tu almacén productivo y eficiente
Scroll al inicio