7 Tipos de vagones y sus usos

El ferrocarril no es sólo para ir a trabajar todos los días. Si, por desgracia, alguna vez te has detenido ante una larga y aparentemente interminable fila de vagones de ferrocarril mientras conducías, estás ante un montón de productos potenciales, como cereales, cemento y muchos otros materiales sobre los que leerás más adelante. Estos vagones ofrecen a los fabricantes una forma de trasladar productos por todo el país sin sufrir daños. Esta lista detallará siete tipos de vagones y sus usos para que puedas determinar cuál te será más útil.

Autorack

Obviamente, cuando los fabricantes transportan coches por todo el país, no pueden meter un todoterreno en la parte trasera de un camión de reparto de Amazon. Aquí es donde resultan útiles los autoracks. Este tipo de vagón cerrado está especializado en el transporte seguro de automóviles, desde coches a camiones y más allá. También es posible que oigas referirse a los autoracks como «estanterías para automóviles».

Góndola

Un autorack utiliza un espacio cerrado para transportar materiales, pero las góndolas tienen un diseño de techo abierto. Las góndolas transportan cargas a granel de materias primas como madera, chatarra, arena y acero. Una vez más, no se trata de materiales que puedas echar en la parte trasera de un camión de reparto; requieren un poco más de cuidado y consideración que eso.

Boxcar

Un vagón de mercancías es uno de los vagones más comunes que verás por ahí. Los furgones pueden transportar cajas y palés de mercancías a granel, como madera, metal, grano y mucho más. Este tipo de vagón recibe su pegadizo apodo porque tiene literalmente la forma de una caja grande y ancha con puertas laterales.

Vagón de plataforma

Al igual que ocurre con los vagones-caja, la razón para llamar «vagón plataforma» a este medio de transporte está ahí mismo, en el nombre. Esta plataforma plana y abierta transporta materiales que podrían ser demasiado pesados o voluminosos para las unidades de almacenamiento con menos espacio. Los vagones de plataforma transportan materiales como grandes tuberías, vehículos, palanquillas de acero y maquinaria pesada.

Vagón cisterna

Este vagón es una cisterna cilíndrica especializada en el transporte de líquidos por todo el país. Estos líquidos incluyen, entre otros, productos químicos, agua y aceites diversos. Basta decir que almacenar agua en un vagón de plataforma no va a ser suficiente.

Tolva cubierta

Aunque puedes abrir la parte superior de las tolvas cubiertas para cargar los materiales en su interior, estos vagones permanecen bien cerrados durante el transporte. Concretamente, las tolvas cubiertas transportan cargas a granel de mercancías secas que fluyen libremente. Ejemplos comunes de productos a granel de flujo libre que encontrarás en esta unidad de almacenamiento son el grano, la arena, el cemento y los gránulos para tejados.

Tolva abierta

Las tolvas de techo abierto se diferencian de sus homólogas cubiertas porque, como probablemente adivinarás, la parte superior permanece abierta durante todo el viaje. Una similitud que comparten estos dos vagones es que ambos reciben materiales a través de una abertura en la parte superior. Esta tolva es la mejor para materiales capaces de soportar los elementos, como el carbón, la arcilla y la grava, debido a su diseño de techo abierto.

Como puedes ver, cada uno de los siete tipos de vagones y sus usos pueden beneficiar enormemente a una gran variedad de empresas de todo el país. Recurriendo a un experto que pueda diseñar y fabricar sistemas de descarga de vagones de ferrocarril, las empresas pueden aprovechar al máximo la fiabilidad de este método de transporte de materiales.

Scroll al inicio