Maneras de evitar la formación de puentes en las tolvas de recogida de polvo

Lo ideal es que tus tolvas de recogida de polvo sean un camino liso y sin obstrucciones por el que se desplace el polvo. Desgraciadamente, el polvo que pasa por una pequeña abertura de descarga a veces puede crear una obstrucción en la salida. Cuando el polvo se acumula sobre la abertura de salida de la tolva, suele denominarse «puenteo».

El problema de la formación de puentes es que hace que el polvo se acumule en la propia tolva en lugar de salir de forma segura por la salida. Para ayudarte a evitar este costoso peligro, vamos a desglosar algunas de las mejores formas de evitar la formación de puentes en las tolvas de recogida de polvo.

Conoce tu polvo

Como hemos mencionado antes, ciertos tipos de polvo pueden empezar a formar puentes debido a una abertura de descarga mal diseñada. Por eso, la mejor forma de prevenir la formación de puentes es profundizar en las características de tu polvo. Si existe la posibilidad de que las partículas de polvo se adhieran excesivamente durante la descarga, considera la posibilidad de optar por una abertura de descarga mayor para acomodarlas.

Del mismo modo, conocer el ángulo de reposo de las partículas de polvo también debe influir en tus elecciones de diseño de la tolva. Cuando hables con un proveedor de tu equipo, coméntale cómo puede inclinarse la tolva lo suficiente para adaptarse al ángulo de reposo de tu polvo.

Aprendiendo ese ángulo y diseñando la tolva en torno a él, puedes promover un flujo suave en lugar de crear una inmensa acumulación. Por estas y otras razones, en DoverMEI diseñamos cada máquina colectora de polvo para que se adapte a tus condiciones específicas.

Busca fugas en tu esclusa

Una válvula de esclusa rotativa es un componente del colector de polvo que se sitúa entre la abertura de descarga de la tolva y el depósito. En algunos casos, puedes tenerlo entre la abertura de descarga y una cinta transportadora. De cualquier forma, funciona como junta de estanqueidad para la abertura de descarga.

Una forma de mantenimiento que requieren las válvulas de esclusa rotativa es la inspección periódica para detectar cualquier signo de desgaste en la válvula y las palas del rotor. Si dejas que estos componentes se desgasten, pueden provocar fugas de aire en la abertura de descarga de la tolva. La humedad creada por estas fugas de aire puede hacer que el polvo se adhiera y cree un puente.

Al igual que con el tamaño de la abertura de descarga, también debes tener en cuenta el tamaño de la válvula de la esclusa rotativa. Si el tamaño de la válvula no es el adecuado para la velocidad y el volumen al que pasa el polvo a través de ella, también puede provocar la formación de puentes.

Cuidado con la humedad acumulada

Una de las mejores formas de evitar la formación de puentes en las tolvas de recogida de polvo es ser consciente de cómo y cuándo puede acumularse humedad en su interior. Como se ha mencionado en el punto anterior, las fugas de aire de la válvula de esclusa giratoria pueden hacer que la humedad provoque el caos en las tolvas, pero no es el único culpable.

Las fluctuaciones de temperatura pueden hacer que el polvo interactúe con la tolva de forma que favorezca la adherencia de las partículas, provocando la formación de un puente. Por eso tu aspirador debe tener un buen extractor.

Especialmente en ambientes fríos, deja que el extractor funcione un rato antes de dejar que el polvo entre en la tolva, así como después de impedir que entre. Esta sencilla rutina puede evitar que la humedad y la condensación se acumulen y provoquen la formación de puentes en el interior de la tolva.

Scroll al inicio