¿Qué es un sistema de purines y por qué utilizarlo?

¿Qué es un sistema de purines y por qué utilizarlo? Bien, en primer lugar, respondamos a la pregunta de «¿Qué es el purín?». Una mezcla de lodos combina sólidos insolubles con un líquido (casi siempre agua). La consistencia puede variar según el contenido, pero los purines suelen estar compuestos tanto de líquidos como de sólidos. Tiene solidez al tiempo que disfruta de la cualidad de llenar el espacio de un líquido, así como de la capacidad de ser bombeado de un lugar a otro. Una buena forma de visualizar los purines es compararlos con los «experimentos» de cocina que podrías haber hecho de niño. Si alguna vez has mezclado agua y bicarbonato, levadura en polvo, harina o materiales similares que no acaban de disolverse, habrás hecho tu propio lote de papilla. A saber, el lodo es una sustancia pegajosa, pegajosa, pegajosa, pegajosa que se puede bombear, canalizar y verter en otro sitio.

Tener esto en cuenta debería ayudarte a imaginar mejor las aplicaciones industriales de los purines. Los purines se presentan en formas muy diversas y aparecen en industrias tan distintas como la minería, la producción química, la construcción, la alimentación, la agricultura y muchas otras. Aunque los distintos lodos tienen distintas aplicaciones, en general se fabrican para que puedan cargarse y descargarse, transportarse y distribuirse fácilmente. El combustible de lodos de carbón y agua, un subproducto de la minería del carbón, está hecho de agua y partículas finas de carbón; es útil para alimentar motores diésel y calentar centrales eléctricas y turbinas de gas. Pero, ¿cómo se crean los purines, qué dispositivos se utilizan para ello y por qué tu empresa o instalación necesita un sistema de purines?

Mezclando

¿Qué contiene un buen lote de purines? Obviamente, distintas industrias requieren distintos métodos para crear purines (sobre todo cuando se trata de alimentos.) Sin embargo, a efectos de este blog, nos ocuparemos de las aplicaciones industriales no comestibles.

Hay dos formas de lodo: lodo no sedimentable y lodo sedimentable. Eso es bastante fácil de recordar y de entender. Los lodos no sedimentables también se denominan lodos homogéneos. Como ya hemos comentado en otro post, los sólidos de estos lodos están más concentrados y se componen de partículas muy finas, lo que hace que la sustancia se parezca más a un lodo. En cambio, los lodos de decantación tienen una concentración mucho menor y están formados por partículas más grandes. Se denomina sedimentación porque las partículas tienden a depositarse en el fondo del recipiente o tubería que transporta el lodo.

En cuanto a la mezcla, ambos tipos requieren la sustancia original, ya sea carbón, pulpa de madera, arena, grava, vidrio, cola o incluso estiércol. En términos sencillos, una cinta transportadora o un equipo neumático similar de manipulación de materiales toma el mineral original (o el material de que se trate) y lo vierte en una zona donde se separa y se trata antes de verterlo en un depósito de retención. El material se mezcla con agua desionizada en el sistema de lodo y se agita utilizando bombas de lodo a gran escala. Las bombas de lodo son más resistentes, rígidas y duraderas que otros tipos de bombas que simplemente drenan agua u otros fluidos. Tienen que ser más resistentes porque los materiales con los que trabajan suelen ser pesados, abrasivos, corrosivos y dañinos para los sistemas mecánicos. La mayoría de las bombas de lodo funcionan por fuerza centrífuga, que mantiene la mezcla en rotación. Otros materiales requieren bombas de desplazamiento positivo, que mueven el lodo mecánicamente a través de la tubería. A menudo hay un conjunto de rodillos en la parte inferior para separar el lodo de cualquier producto de desecho innecesario.

Qué deben tener en cuenta los sistemas de purines

Por muy resistentes que deban ser las bombas, no pueden ser tan resistentes que dañen los materiales. Las bombas centrífugas deben construirse y ajustarse para no demoler el mineral, la grava u otra sustancia que haya en su interior. Las bombas de doble tornillo y otras configuraciones pueden ayudar a reducir el deterioro. Las bombas deben funcionar despacio y con cuidado para mantener bajo el desgaste. Al mismo tiempo, no pueden ir tan despacio que las tuberías y conductos se obstruyan con residuos sólidos. Como dice el viejo refrán, despacio y con constancia se gana la carrera. Las descargas de las bombas deben mantenerse más bajas para detener el desgaste sin parar la producción.

Entonces, ¿por qué utilizar un sistema de purines?

Hemos respondido a la pregunta ¿qué es un sistema de purines y por qué utilizar uno? La siguiente pregunta es ¿qué puede hacer uno de estos sistemas por ti y por tu instalación o negocio? Naturalmente, todo depende de tu negocio. El purín puede ser un producto de desecho, o puede ser un material perfectamente útil y rentable. En cualquier caso, necesitas una instalación que te permita emplear o eliminar los purines. Las empresas mineras e industriales similares pueden tener que trasladar minerales u otros materiales a través de largas distancias que los vehículos no pueden atravesar fácilmente. Esto puede requerir una tubería de lodos. Las tuberías de lodos se emplean para transportar desde productos y subproductos del carbón, piedra caliza, metales diversos y muchos otros materiales. La conversión de purines lo hace posible.

En la construcción, las lechadas de cemento, tierra y cemento requieren un sistema de lechada para poder ser transportadas. En la agricultura, las heces de los animales y otros residuos orgánicos se recogen y procesan mediante sistemas de purines para convertirlos en abono húmedo y seco. Los sistemas y bombas de lodos son especialmente útiles y necesarios para procesar las aguas residuales y reciclar el agua utilizada en aplicaciones industriales. Separar el trigo de la paja -o, en este caso, el agua de los residuos- mediante un sistema de purines puede ayudar a evitar que la contaminación llegue al medio ambiente por escorrentía. En general, los sistemas de purines pueden ayudar a mantener las fábricas, molinos y otras instalaciones de trabajo más seguras y limpias. Los sistemas evitan que los purines se encharquen, emitan gases o materiales nocivos o creen peligro de ahogamiento. En general, los sistemas de purines ayudan a mantener bajos los costes y altos los beneficios mediante el transporte, el reciclaje, la reutilización y la reapropiación de tus productos.

Ponte en contacto con nosotros si quieres saber más sobre cómo podemos ayudarte a instalar el sistema de purines más adecuado para ti y tus instalaciones. Estamos a tu disposición para responder a cualquier pregunta que puedas tener.

¿Qué es un sistema de purines y por qué utilizarlo?
Scroll al inicio